¿Conviene hablar a tu hij@ en varios idiomas desde pequeños?

Hasta los 8 años de edad, los niños tienen una gran facilidad para aprender idiomas y los asimilan de forma intuitiva y sin esfuerzo. Desde el momento en que nacen, los niños están genéticamente preparados para aprender más de un idioma.

Su cerebro es muy permeable y su oído está muy desarrollado. Mucho antes de saber hablar, los bebés son sensibles a las entonaciones propias de cada lengua, es decir, diferencian el idioma por el tipo de acento. Se ha comprobado que, en parejas formadas por personas de lenguas diferentes, los hijos incorporan espontáneamente ambos idiomas, sin confundirlos.

Un estudio arrojó que mientras más pequeños sean los niños, el aprendizaje del idioma es más natural y simple, pues no traducen el pensamiento de un idioma a otro como hacen los adultos.

 

¿Enseñarle varios idiomas puede traer algún problema en el aprendizaje?

Al contrario. Esto un temor infundado en algunos padres. Se considera que el bilingüismo tiene muchas ventajas en el proceso educativo de los pequeños pues:

  • Poseen mayor capacidad de atención.
  • Distinguen mejor lo importante de lo trivial.
  • Favorece su desarrollo intelectual, memoria y concentración.
  • Potencia sus capacidades de aprendizaje.

 

¿Qué recomiendan los especialistas?

Los logopedas recomiendan que, de tener padres con diferentes nacionalidades, cada uno se dirija al niño en su idioma original. Y si esta fórmula es reforzada en la escuela, permitirá que, de forma precoz y casi sin esfuerzo, el niño domine completamente la lengua.

Los colegios bilingües son la mejor opción. En la actualidad existen academias de idiomas para bebés, en las que se enseña mediante los juegos, los cuentos y las canciones… todo es válido para aprender y practicar la lengua.

Pero un consejo muy importante: Nunca presiones al niño ni lo obligues a que hable sin desearlo y, si presenta algún defecto (inmadurez articulatoria o retraso del lenguaje), no es recomendable que se inicie en otro idioma. En este caso debes consultar con un especialista y seguir sus recomendaciones.