¿Cómo conseguir que mi hijo empiece a ir al baño?

Castigar al niño porque consideras que ya debe ir solito al baño, y aún no lo hace, es muy perjudicial. Físicamente los niños tienen la capacidad de controlar sus esfínteres a los tres años, por lo tanto, forzarlo antes de tiempo es contraproducente, y los pañales no se deben retirar antes de los 18 meses.

El momento idóneo para enseñarlo a utilizar el baño debe corresponderse con algunas acciones: ¿Camina solo? ¿Se sienta solo? ¿Es capaz de obedecer instrucciones simples?

Debes entender que todos los niños no son iguales y el comportamiento puede variar. Esto suele ser motivo de preocupación en los padres.

 

Pasos que te pueden ayudar para que tu niño empiece a ir solito al baño

  • Escoger el momento requiere paciencia, comprensión y tiempo. No presiones al niño. Motívalo, pero dale el tiempo que necesite.
  • Crea las condiciones idóneas. Compra una sillita ajustable y si puede apoyar los pies en el piso, mejor. Lo hará sentir seguro y estable.
  • Crea una rutina. Para empezar, que se siente vestido en el mueble sanitario al menos una vez al día y a la misma hora. No lo fuerces ni lo obligues. Si es necesario, posterga el ensayo para otro momento.
  • Quítale el pañal. Cuando se haya acostumbrado a la rutina anterior, entonces la puedes repetir sin pañal. Le empezarás a decir que ahí lo hacen sus hermanos o su papá. Si logras que haga algo, excelente, si no, será en otro momento.
  • Muéstrale cómo se hace. Enséñale todos los pasos para que, en lo adelante, lo pueda hacer solo. No te olvides de explicarle que, al terminar, debe lavarse siempre las manos.
  • Tómate con buen humor sus “accidentes”. Son inevitables. No te enojes ni lo castigues. Recuerda que es un entrenamiento.

Verás que en muy poco tiempo irá solito al baño y ni te darás cuenta a menos que te lo diga. Se convertirá en algo natural.